Dedicatorias

A mis padres, Oscar y Maria. Por lo que fueron
A mi esposa, Emilce. Por lo que es
A mis hijos, Emilio y Julia. Por lo que son y seran

fem erectus

insolada de batallas
de tanto atropello de corpiños por sotanas
tanto amurarla a las paredes
con los lienzos
y
los miedos
tantos imperantes que acorralan
ganas de patear las entretelas se le suben


pletórica
inmensa de ida y vuelta
contra mar y los vientos
certera para el santo y seña
ella